60

 

 

Mi casa está llena...



por Maricel Mendiguibel

 

Mi casa está llena de alas,

De corazones que se aplastan

contra mi puerta,

IIena de soles que se apagan

contra mis muros.

Pájaros amorosos vuelan dentro

y me anuncian tu llegada;

las almas que regresan

de la noche se sacuden el cansancio

que provocan los desencuentros

entre un desliz y una mentira

de patas largas.

A mis alas les lIegó el otoño,

se desnudan pétalos a pétalos,

y de sus migajas,

se alimentan los pájaros

amorosos del recuerdo,

ellos, volando siempre invisibles

y nubeos.

La luna pasea vertical frente al espejo,

se desmayan los suspiros.

En el cáliz de un corazón,

y un arrecife de cuchillos, me amenaza, me intimida ... ,

me acaricia ...

Mi casa está IIena de alas .. ,

lIena de silencios

que susurran verdades,

lIena de brazos que se abren;

de besos, que aplauden en soledad

de palabras íntimas, amordazadas,

lIena de veloces músculos,

que aprietan a la rabia y a la maldad.

Llena ... !, lIena mi casa y lIena mi alma

de precoses anuncios,

de lágrimas, de miedos, horror,

y despojos de ternura.

¡quiero que te lIenes de ternura ... !!!

mi casa ... ,aún, está vacia!

 

Próxima


Home